Catástrofe en Japón

A medida que pasan las horas, y con la luz del día, los japoneses comprueban que el mayor seísmo de su historia, las constantes réplicas —y sobre todo el posterior tsunami— han sido más devastadores de lo que esperaban: “han superado los límites de lo imaginable” en palabras del primer ministro Naoto Kan.

Y eso que allí las construcciones están preparadas para soportar las frecuentes sacudidas de la tierra. Pero no han podido aguantar el duro embiste de las olas. La provincia costera de Miyagi, en pleno epicentro, ha quedado prácticamente borrada del mapa. Y nada se sabe de unos 10.000 habitantes del pueblo de Minamisanriku.

Las prioridades son ahora, según el Gobierno, localizar a quienes la marea se llevó consigo, evitar una catástrofe nuclear y empezar la reconstrucción cuanto antes.

.
.
.
CONTENIDO RELACIONADO:
I+D español pionero contra los terremotos
Seis años del tsunami
Haití y las promesas del mundo
Pánico y desolación en Haití

Anuncios
Etiquetado , , , , , , ,
A %d blogueros les gusta esto: