El último llamamiento de Benazir Bhutto

Benazir Bhutto arengaba ayer a los pakistaníes para que movilizaran su voto en unas elecciones, las del 8 de enero, que confiaba en ganar. Es el modo, decía, de acabar con los extremistas. Pero el fanatismo ha podido más.

Al terminar su mítin en un parque de Rawalpindi, a las afueras de la capital, un terrorista aprovechó un descuido en el que Bhutto saludaba a sus seguidores por el techo de su vehículo blindado. Dos tiros —en el cuello y la cabeza— la herían fatalmente. Acto seguido, sembró el caos entre la multitud allí congregada haciendo estallar la bomba que llevaba atada al cuerpo. Una veintena de personas murieron en el acto y decenas resultaron heridas.

Un doble atentado de Al Qaeda que no sólo ha acabado con vidas humanas, sino que además ha malherido las esperanzas democráticas de todo un país.
Pakistán vive horas inciertas en la que muchos consideran la peor crisis en sus 60 años.

Anuncios
Etiquetado , , , , , , ,
A %d blogueros les gusta esto: